La importancia de la Fabricación Industrializada en la construcción moderna

En un mundo cada vez más competitivo y en constante evolución, las empresas deben adaptarse rápidamente para satisfacer las demandas del mercado en especial en el sector de la construcción donde contar con una planta de fabricación industrializada se ha convertido en una gran ventaja competitiva para aquellas constructoras que buscan diferenciarse.

La fabricación industrializada es un enfoque innovador que utiliza tecnologías avanzadas, como la robótica, inteligencia artificial y automatización, para optimizar los procesos de producción, y fabricar partes y piezas de alta calidad de manera más rápida y rentable.

La fabricación industrializada es una realidad en el Ecuador, siendo Sedemi una de las constructoras con mayor especialización y trayectoria en el mercado, gracias a sus 46 años de experiencia en todo tipo de infraestructuras, un complejo industrial propio de 90.000 metros cuadrados, un stock de abastecimiento de materiales importados como el acero y un equipo de ingenieros calificados, que les permite iniciar una obra en cualquier momento.

 

De acuerdo con Esteban Proaño, Presidente del Grupo Corporativo Sedemi, existen varios beneficios de contar con una planta de fabricación industrializada, siendo los siguientes los más importantes:

Mayor eficiencia: La automatización de los procesos permite una mayor precisión y velocidad en la producción, lo que se traduce en una mejora significativa de la eficiencia operativa. Los tiempos de fabricación se reducen, los errores se minimizan y los costos asociados disminuyen considerablemente.

Flexibilidad y personalización: La fabricación industrializada también ofrece la capacidad de adaptarse rápidamente a las necesidades cambiantes del mercado. La estandarización de los procesos permite una mayor flexibilidad para personalizar los productos y atender las demandas específicas de los clientes, sin comprometer la calidad ni afectar los plazos de entrega.

Sostenibilidad: A través de los procesos de fabricación industrializada, se fabrican partes y piezas en un ambiente controlado, que posteriormente permite una gestión adecuada de desperdicios y chatarra.

Reducción de costos: La automatización y la optimización de los procesos de producción contribuyen a la reducción de costos operativos. La eliminación de tareas manuales repetitivas y la minimización de errores permite a la organización tener mayor rentabilidad.

“Contar con una planta propia de fabricación industrializada se ha vuelto fundamental para aquellas organizaciones que desean mantener una posición competitiva en el mercado. Este proceso proporciona mayor eficiencia, flexibilidad, innovación constante y reducción de costos, brindando a las empresas una ventaja estratégica muy importante” finalizó Esteban Proaño.

 

Nuestros Servicios
Send this to a friend